Efectos del estrés en la inmunología » Autoinmune.com
Efectos del estrés en la inmunología
Neurotransmisión

Efectos del estrés en la inmunología

El estrés afecta tu sistema inmunológico y provoca una mayor susceptibilidad a las infecciones. A lo largo de los últimos años la ciencia ha demostrado ampliamente como la exposición al estrés tiene unas dramáticas consecuencias en nuestro sistema inmunológico.

Una de sus secuelas es la depravación del sueño cuyos efectos compromete diferentes sistemas de reparación y homeostasis bioquímica del organismo así como los mecanismos de defensa inmunológica.

Todos hemos experimentado los efectos de una noche de insomnio en nuestra energía o nuestro estado de ánimo. La estadísticas son francamente devastadoras y ayudan a comprender la gravedad de un tema especialmente relevante en la situación que vivimos.

En un estudio en la Universidad de Hong Kong se expuso a 61 adultos a la vacuna de la gripe. Las personas que padecían estrés crónico tuvieron una respuesta inmunológico menos rápida y efectiva (1)

En un estudio en Australia se realizó un seguimiento a 235 adultos categorizados en un grupo de alto o bajo estrés. Durante un período de seis meses consecutivos, aquellos en el grupo de alto estrés experimentaron 70% más de infecciones respiratorias y tuvieron casi 61% más días de síntomas que el grupo de bajo estrés. (2)

En una investigación, esta vez en Dinamarca, analizó 27 estudios sobre el estrés donde se pudo comprobar una mayor susceptibilidad a la hora de desarrollar una infección de las vías respiratorias. (3)

En este meta-análisis de los últimos 30 años de investigaciones sobre el estrés se concluye que el sistema inmunológicos se reduce drásticamente con el estrés (4)

Varios estudios en todo el mundo han demostrado la relación entre el estrés y el insomnio. En uno llevado a cabo en la universidad Leipzig en Alemania donde se analizaron 2.483 personas se encontró una relación directa entre la exposición al estrés y la fatiga. (5)

Otro estudio en el que participaron 2.316 individuos en el Hospital Henry Ford Detroit, se demostró que experimentar un mayor número de eventos estresantes se asociaba significativamente con un mayor riesgo de insomnio (6).

A su vez el insomnio aumenta la respuesta inflamatorio del organismo como demuestra el estudio llevado a cabo en Washington donde se estudió a 11 gemelos y una diferencia en el periodo de sueño de tan solo 60 minutos provocó alteraciones relevantes en su sistema inmune (7)

En las circunstancias que nos acontecen por tanto es especialmente relevante el cultivo de hábitos que calman nuestro organismo como la meditación o el yoga.

Suplementos como el neurotransmisor GABA pueden ayudar a calmar el estado de ánimo de personas propensas al estrés, la preocupación obsesivo o al miedo.

En un estudio publicado en la revista Nature se demostró que el neurotransmisore GABA en el hipocampo permite el control inhibitorio sobre pensamientos no deseados (8).

Por otro lado en una investigación llevada a cabo en Japón se comprobó que los efectos en la relajación mejoraban la inmunidad con la administración de ácido gamma-aminobutírico (GABA) en humanos (9). Un nuevo análisis en el mismo país puso de manifiesto los efecto positivos de la administración oral de ácido γ-aminobutírico (GABA) sobre el sueño.

También se ha comprobado que suministrar GABA ayuda a tomar mejores decisiones en contexto donde los sujetos están expuestos a un ambiente estresante. (10)

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22772580 (1)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/3740039 (2)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20716708 (3)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1361287/ (4)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21774803 (5)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4096198/ (6)
https://academic.oup.com/sleep/article/40/1/zsw019/2952682 (7)
https://www.nature.com/articles/s41467-017-00956-z (8)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16971751 (9)
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4521208/ (10)

Leave your thought here